Guia del Estrés – Parte 1 ¿Qué es el estrés y qué tipos hay?

Amanecer en la playa de castelldefels, rodeada de palmeras y con el sol de un color naranja potente

Aunque en Castelldefels disfrutamos de un entorno privilegiado con una preciosa playa y rodeados de montaña. El estrés también nos afecta a nosotros. 

El estrés es uno de los problemas actuales más extendidos. Se define como el cansancio mental a causa de unas exigencias superiores a las soportables. Puede provocar distorsiones tanto físicas como psíquicas. Muchas enfermedades crónicas o de salud mental están íntimamente relacionadas con el estrés (ansiedad, depresión, problemas cardiacos, etc.)

Mujer triste y deprimida a causa del estres

El problema surge cuando ese estrés nos viene impuesto por situaciones que no nos motivan o no nos llenan y se prolonga en el tiempo. Entonces nuestro cuerpo y mente no pueden adaptarse y mejorar sino que se agotan poco a poco.

El estrés suele contar con tres estados distintos:

  1. Alarma: Empieza de inmediato después de detectar una amenaza, el cuerpo y la mente se adaptan a está amenaza aumentando la frecuencia cardiaca y disminuyendo la temperatura corporal.

  2. Resistencia: Continua la adaptación aunque de manera más tenue que en el estado de alarma.
     
  3. Agotamiento: Cuando la situación pasa de ser un evento pasajero a convertirse en algo prolongado en el tiempo y constante, se consumen los recursos mentales y se posponen funciones biológicas basicas ya que el cuerpo está en constante alarma y resistencia.

Cuando anticipamos una situación creyendo que nos va a perjudicar y nos saldrá mal esto nos crea una ansiedad que nos paraliza. Agotando así los recursos de los que dispone nuestro cuerpo y mente, intentando arreglar esa supuesta situación.

 

 

Estrés agudo

Es el tipo de estrés más extendido, suele ser causa de las exigencias que nos ponemos nosotros o que nos imponen los demás. Pueden ser tanto exigencias pasadas como premoniciones futuras.

Este tipo de estrés no dura mucho y por lo tanto no deja secuelas graves. Niveles moderados de exigencia son positivos para nuestro avance y crecimiento, pero en exceso pueden agotarnos y tener consecuencias sobre nuestro bienestar y salud tanto físicamente como mentalmente. Los principales síntomas pueden ser:

  • Emociones negativas
  • Dolores musculares
  • Problemas gástricos
  • Nerviosismo, náuseas o migrañas.
 

Estrés agudo episodico

Este es el tipo de estrés con el que más se enfrentan los profesionales de la psicologia. Las personas que padecen de estrés agudo episodico se muestran irritadas y ansiosas. 

Al tener está hostilidad debido a su estado de ánimo, son difíciles de aconsejar o tratar. Suelen dedicar mucho tiempo a preocuparse por el futuro y a pensar en todas las posibles situaciones que pueden torcerse y escapar de su control.

Estrés cronico

Este es sin duda el tipo de estrés más nocivo. Las personas que lo sufren presentan un desgaste físico y mental extremo, que puede incluso no ser reversible sí perdura mucho tiempo. Al no poder huir de está situación ni cambiar su visión de la vida se ven atrapadas en un estrés continuo sin poder hacer nada. 

Al levar en está situación mucho tiempo y convertirse en parte normal de la vida, a veces ni siquiera se es consciente de sufrirlo. En otros casos la persona cree que esa es su manera de ser y no busca cambiar esa situación ya que están acostumbradas a afrontar de está manera los problemas y las situaciones difíciles.

En estos casos tan severos el mejor tratamiento es buscar un profesional que ayude a cambiar las creencias personales que llevan al estrés. 

En Castelldefels podemos encontrar grandes profesionales como:

Monica Dosil

Carmen Sancho 

Centro Lumen

 

Estrés positivo

Mujer escalando superandose y llegando a la meta

Pero el estrés no siempre es dañino, sí inconscientemente detectamos que la situación es beneficiosa para nosotros, el cuerpo y la mente se activan, pero no se llegan a agotar. Este último sería el caso de los deportistas profesionales que luchan día a día por mejorar. Pueden llegar a tener estrés en ese proceso, pero mientras sea lo que deseen y necesiten, el estrés no les hará ningún daño.

A este último tipo de estrés se le denomina estrés positivo, no es constante y nos ayuda a enfrentar los retos puntuales más preparados y con todas nuestras ganas.

En la siguiente parte de está serie de artículos sobre el estrés veremos cuales son los principales desencadenantes y efectos del estrés y que hábitos podemos adoptar para que poco a poco nos podamos librar de el.

Un abrazo desde Castelldefels  🙂

Infografía Resumen - ¿Que es el estrés y que tipos hay?

infografia sobre estres y sus tipos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *